Rusia, día 11: saquen sus pañuelos, entramos en la última ronda

En menos de cuarenta y cinco minutos la masacre ha terminado. A Panamá se le conoce por su canal, y hoy le han rendido tributo. Los goles caen como churros. Inglaterra por fin se gusta, Harry Kane se convierte en héroe, y a nadie se le ocurre pensar que todo es un espejismo, un producto de la imaginación de los ingleses debido a su sed de victoria; los creadores del fútbol son una selección vilipendiada, sin muchas apuestas a su favor para levantar el título. Pero hoy han tratado de cambiar eso. Se ensañaron con el pequeño del barrio, y quizás ahora alguien les respete un poco más, pero los duros, los buenos, los que saben, siguen viéndolo como lo que es, Inglaterra la simple.

A Polonia le tocó pagar los platos rotos. Carlos Sánchez cometió un error monumental en el primer encuentro y ahora Lewandowski y compañía están eliminados. Colombia destrozó a los polacos; era ver la fluidez, las ocasiones, los goles, y llorar por Argentina. Una profecía cumplida, la del juego bonito, las victorias justas, los cafeteros luchando por un sitio en la élite. Por momentos, parece una Liga de la Justicia futbolística: el matador de área, el corredor sin límites, el generador de juego, el sidekick del generador de juego, el defensa oportuno. Y en el público, los ciudadanos agradecidos por salvarles el día, por hacerlos felices y brindarles una existencia más segura. ¿Cómo podría terminar esta película si no es con un final feliz?

El Japón – Senegal prometía. Los pequeños que se revelaron, rompieron pronósticos y ahora tenían el pase a octavos en la mano. Los africanos empujan y marcan, los nipones restablecen la parida; los africanos empujan y marcan, los nipones restablecen la parida. Eran las mismas escenas, uno sabía de antemano qué ocurriría y aun así ahí nos quedamos. Al final, sabían que el empate era una trampa de esas donde pones el pie en una baldosa y un mecanismo atroz acaba contigo. Para los senegaleses se trata de Colombia, a priori la más peligrosa. Para los asiáticos, es una eliminada Polonia, en teoría, el mejor de dos males. Ahora queda esperar, ambos cayeron en la trampa; dependen de sí, o tal vez no, tal vez dependan de qué tan terrible sea el infierno del último partido del grupo.

Anuncios
Publicado en Fútbol | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Rusia, día10: ¿qué pensabas? Son alemanes

Bélgica es lo más parecido a  “La venganza de la Reina Ana”, la fragata comandada por el pirata Barbanegra. Todos los barcos de la época temblaban con su simple mención, y no era para menos, con cuarenta cañones alguna bala te iba a reventar la existencia. Pero al final, Barbanegra destruyó menos de treinta barcos, era más el terror que los efectos reales. Bélgica es idéntica, con todo su poder de ataque ha destrozado a Panamá y a Túnez. El resto de selecciones le teme, nadie la quiere en su camino. Miedos infundados; hasta ahora esta generación de Bélgica no ha ganado jamás un partido importante. Pensar en algo diferente a un naufragio en octavos o cuartos es darle demasiado crédito. Disfruten mientras puedan, con suerte le quedan tres partidos.

La vida a veces es dura. México tiene seis puntos y no está seguro en la siguiente fase. Una simple derrota ante Suecia podría enviarlos de vuelta a casa. Qué trágico, tan típico de México sufrir hasta el minuto, poner esperanzas donde no las hay. Vencen a Alemania, eliminan a Corea del Sur y aun así deberán jugárselo todo en 90 minutos. Y lo peor, lo más terrible, es que ningún mexicano está preparado para ello, ni siquiera consideran esa derrota como una posibilidad. Ellos están en octavos, preparando su partido contra Suiza. La humedad puede respirarse en el aire. Una nube negra e inmensa está posada sobre México.

Mientras más lo miras, más te convences: el gol de Kroos no tenía por dónde entrar, al menos si lo analizamos con la geometría euclidiana. Ese resquicio por donde se coló el esférico solo lo vio él. En el VAR Room han revisado la jugada mil veces, la pelota está en el fondo de las redes, pero no se explican cómo llegó ahí. A Kroos, que no lo basta ser una de las piezas más importante del mejor equipo del mundo (¿de la historia?), se le ocurrió salvar a Alemania en el último minuto, como quien toma una decisión en contra de su voluntad porque es lo correcto, aunque uno no desee hacerlo. Alemania, enferma terminal de ese tiki-taka ideado por Guardiola, acaba de resucitar y ya está en la fase de muerte súbita. Corea será su último escollo, y antes de afrontarlo, deberán tomar una decisión: acumular estadísticas a golpe de toques o seguir siendo alemanes.

Publicado en Fútbol | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Rusia, día 9: Coutinho es el nuevo 10

Neymar llora desconsolado. Está sentado sobre el terreno del juego. Al parecer a Brasil lo han eliminado, aunque el marcado anuncia una victoria de la canarinha 2-0. Incluso dice que él marcó un gol. Neymar ha explotado; toda la presión existente sobre el crack termina por romperlo. No es el líder que todos esperan. Lo intenta, es esfuerza, le pone ganas, pero si la vida fuese de ponerle ganas, todo sería tremendamente aburrido. Coutinho, desde las sombras, agazapado como un traidor, le ha quitado el protagonismo. Neymar está desesperado. Brasil parece segura en octavos de final y eso no parece tranquilizarlo. Neymar necesita ser estrella, y de momento, no es el que más brilla en la verdeamarelho.

Hay una pequeña paradoja en el Islandia-Nigeria. Son más los argentinos pendientes del juego que los islandeses. Los africanos, vapuleados una y otra vez por la albiceleste en mundiales, pueden ser sus salvadores. Así es el ser humano, incapaz de entender cuándo es necesario un tiro de gracia. Islandia domina, y Argentina tiembla. Por suerte, Musa se pone la capa y salva el día, para su selección y para su próximo rival, con un doblete. El 1-0 es una obra de arte: primero controla un centro a media altura de Moses, un centro de esos que solo debes ponerle el pie para desviarlo y marcar; Musa prefiere controlarlo, dejarlo tocar el césped y luego remate, una acción comparable a aquella genialidad de Dennis Bergkamp frente a Argentina en 1998. Bellas coincidencias. Después de esa fractura, el iceberg no pudo recuperarse.

Suiza, una selección caracterizada por sus goles a cuenta gota y un juego soso donde los haya, protagoniza la primera remontada del mundial. Se tragaron un cabezazo no más empezar el juego y aguantaron a duras penas durante el primer tiempo. Pero los suizos son una selección de segundas partes, esas que nunca han sido buenas. Un golazo y un contraataque a última hora parecen suficientes para estar casi seguros en la segunda fase. Porque seguro en esta vida solo la muerte, los bancos suizos, los relojes suizos y la esperanza de los argentinos.

Publicado en Fútbol | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Rusia, día 8: un gol por cada final perdida

Poulsen levanta el puño al aire en señal de victoria. Dinamarca estaba por delante en el marcador y él ya lo celebraba. Mas la providencia se ensañó con él y un remate de cabeza de Leckie se estrelló en esa mano victoriosa. ¿Quién defiende un córner y festeja al mismo tiempo? VAR mediante, penal y gol de Australia. Solo transcurría el minuto 38 y el encuentro prometía ser entretenidísimo, la mejor antesala posible para el Argentina-Croacia. Pero quedó en eso, en promesas, escaramuzas por aquí, algún disparo a puerta, pero el marcador no se movería más. El empate era pronosticable, la debacle del último partido del día no.

Francia gana por inercia y de pura suerte. Un balón desviado descoloca a todo el mundo y Mbappé sonríe; no tiene veinte años y ya ha anotado un gol en Mundiales, igual que Messi en 2006. Es la suerte de los que se tienen fe, de los que no temen jugar bonito (aunque no se les dé perfecto). Perú lo intenta, ataca, sufre, se esfuerza, pero no tiene suerte. Es inexplicable esto de la suerte. Francia está en octavos sin esfuerzo alguno, par de carambolas y dos bolas a las troneras. Nadie sabe cómo ganan les bleus, y a nadie parece importarle.

Todos saben por qué no gana Argentina, y nadie se atreve a decirlo. Es una generación capada, llena de miedo al fracaso en el que los han encasillado. Y el más destrozado de esta generación es Lionel. Messi se ocultó, no buscó un balón, no sabía qué hacer. Cuando Mascherano quiere imitar a Verón, algo está muy jodido. El penalti fallado ante Islandia terminó por sepultarlo. Lio no puede con las expectativas, con las miradas. Como mismo Argentina se derrumbó tras el fallo de Higuaín en la Copa América Centenario, la albiceleste dejó de existir cuando Caballero quiso ser protagonista. Luego Modric puso su sello con esos balones que se mecen en la red cuando todos esperaban que se fuera. Y si quieren una imagen de Argentina, quédense con Mascherano pidiendo fuera de juego, con Rakitic a menos de un metro de él, controlando el esférico y marcando a placer. 3-0. Gracias Croacia por licenciar a Messi, a Higuaín, a Agüero, a Mascherano, a Di María. Gracias por sepultar a las estrellas que no supieron ganar lo que se merecían. Ya era hora.

Publicado en Fútbol | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Rusia, día 7: Protagonista: Cristiano Ronaldo

Tantos años viendo películas de Chuck Norris, Arnold Schwarzenegger, Sylvester Stalloney Bruce Willis, y hoy no somos capaces de reconocer en Cristiano Ronaldo a uno de estos action-man de los noventa. Cristiano destroza a España con tres goles y luego manda a Marruecos al aeropuerto de Casablanca con un testarazo que es pura potencia. Cristiano no regresa con los suyos tras cada victoria diciendo que podría ser el inicio de una bonita amistad. Cristiano destroza a sus rivales y ni siquiera se molesta en verlos caer. No tiene tiempo para eso. Ningún tipo duro lo tiene. Cristiano Ronaldo no juega fútbol, Cristiano reinventó el fútbol moderno y lo convirtió en cine de palomitas. A nadie le importa qué haga Portugal en el Mundial. La gente solo quiere ver a Cristiano.

Uruguay es puro trinitrotolueno. TNT. Y todo el mundo sabe que la dinamita es inestable. No se puede jugar con ella. Lo mismo vuela todo por los aires cuando menos lo imaginas, que la mecha se apaga y no hay explosión alguna. Luisito Suárez se encontró con un balón en un córner y eso fue todo. Dos de los delanteros más letales del mundo apenas le hacen un gol al equipo con la peor clasificación en el ranking de la FIFA. Quizás la mecha en algún momento se encienda, quedan dos partidos para esto, pero de momento, Uruguay solo es una caja de dinamita enterrada la bodega de un barco en altamar.

Hoy España juega como siempre y gana como nunca. Cientos y cientos de toques de balón, pero las oportunidades de gol no son tan abundantes como deberían. Es el legado de Guardiola, de Xavi Hernández, de los genios que prefieren el método al milagro. Hoy España ganó de milagro y a nadie le importa, pero cuando pierdan de la misma forma, surgirán los gurús del fútbol hablando de injusticia, de mala suerte, de equipos que juegan feo y no proponen. Aquello de nadie es tan bueno como cuando gana ni tan malo como cuando pierde está pasando de moda. Los malos también ganan, y los buenos, como buenos que son, no lo entienden, no quieren verse relegados en su propia película. Pero es cuestión de tiempo, si el cine abrazó al antihéroe, ya lo hará el fútbol. Y si no, que se jodan. Pregúntenle a Grecia.

Publicado en Fútbol | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Rusia, día 6: Oliver Atom y la tacita de café

A Colombia aún le afecta el hype de Brasil 2014. James marcando en cada uno de los juegos, un gol anulado por razones paranormales en los últimos minutos frente a Brasil en cuartos de final, José Pekerman aún en el banquillo. Tan superior se sentía Colombia frente a los nipones, que decidió jugar con uno de menos y además regalarle un gol de ventaja, como si se tratase de fútbol de barrio y no de una Copa del Mundo. Y los japoneses, que llevan más de treinta años creciendo con las hazañas de Oliver Atom (Tsubasa en Japón), terminaron por creerse que ellos también podían ganar a un equipo respetable. 2-1 final para seguir con la revolución de los underdogs.

El fútbol es de los pocos universos donde el despistado, el hombre que estaba en el momento y lugar equivocado no es la víctima sino el villano. Existen dos tipos de autogoles: el remate absurdo en propia puerta, y el rechace accidental, ese balón que te busca como un norte magnético para luego sobrepasar la línea de cal. A veces, solo a veces, el rostro de un hombre que acaba de marcar en propia puerta se asemeja al del que recibe un balazo sin tener idea de qué carajos acaba de pasar. Miren el rostro de Cionek. Pero a Polonia no le bastó el azar para perder frente a Senegal, también les regaló un gol; quizás habían coordinado con Colombia lo de dar cierta ventaja a los menos favoritos para emparejar los encuentros. Otro 2-1 y ahora ambos están contra las cuerdas.

Como Rusia no necesitó obtener boleto para su Mundial, le hacía ilusión al menos ganarse uno para octavos de final. Otra vez el autogol, el rostro desencajado, el esférico trágico que entra besando el poste. Con el primer bloque ya colocado por Fathy, Chéryshev y Dzyuba terminaron por destrozar a Egipto. Salah descontó, pero fue más un guiño así mismo, el mejor jugador de la temporada se regala un golito en Copas del Mundo. Mientras tanto, el mundo se alista para la segunda vuelta.

Publicado en Fútbol | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Rusia, día 5: son ingleses

Alemania deberá jugárselo todo frente a Suecia, un rival que en otras instancias sería puro trámite, ahora parece un Zlatan gigante sin siquiera tener a Ibrahimovic. Un penalti VARiano, no por eso menos penal, terminó por poner contra las cuerdas a los teutones. Es triste sacar de esta ecuación a Corea (del Sur), como si no tuviesen chances de dañar a México, pero los asiáticos se han convertido en ese amigo que siempre participa en todos los concursos de literatura y nunca obtiene una mención. Una vez obtuvo cuarto lugar, pero todos sabemos quiénes estaban en el jurado en esa ocasión.

Bélgica cumplió. Todos esperaban una goleada y al pueblo se le complace. El tanto de Mertens, el de verdad, el que sacude los nervios, fue de esos momentos en que golpeas la piedra con furia y sorprendido descubres una mena de oro. ¿Existe algún modo de exaltar un gol sin abusar de adjetivos? Mertens trazó una parábola en menos de diez metros; Penedo saltó en un esfuerzo por desplazar el aire y que el aire desplazase el esférico sin lograr ningún resultado. No lo sé, quizás sea mejor gritar con voz ronca “¡GOLAZO!”.

Por Inglaterra no debemos preocuparnos. Ni siquiera los samuráis han perfeccionado tanto el arte del harakiri como lo han hecho los creadores del fútbol. Hagan memoria. Beckham se autoexpulsa en el ’98, Seaman se traga un gol imposible en el ’02, fallan tres veces desde los once pasos en la tanda de penales frente a Portugal en ’06, y en el ’14 quedan en una fase de grupos que es mejor ni tocar el tema. Al menos su eliminación en Sudáfrica 2010 tuvo un sentido, y gracias a aquel no gol de Lampard hoy tenemos el Ojo de Halcón. Por eso, si no fue hoy contra Tunez (¿soy el único que sospecha un posible Sir Harry Kane?), será otro día contra Colombia. Son ingleses.

Publicado en Fútbol | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario