Takashi gana el juicio

Póster de Phoenix Wright: Ace Attorney.Las películas sobre videojuegos muy pocas veces salen bien paradas. Las ganas de crear copias fieles de los personajes y recrear a la justa medida los escenarios terminan por destrozar lo que en un inicio parecía una buena idea. Super Mario Bros, Tomb Raider, Street Fighter, Mortal Kombat entre otras, han demostrado que convertir los videojuegos en franquicias no suelen ser buenas ideas. Pero siempre hay sus excepciones, como Silent Hill.

Ace Attorney: Phoenix Wright era una apuesta bien arriesgada. Basada en un videojuego sobre abogados y con una estética manga, las cosas no estaban muy a favor de Miike Takashi. Dirigir un film de abogados en clave de humor no es nada fácil, mucho menos si en el guion existen “vuelcos inesperados”, y lo coloco entre comillas porque como la cinta se basa en dos de las subtramas del videojuego, solo quienes se enfrentaban vírgenes a Phoenix Wright (como yo) podrían sorprenderse con la historia.

La trama es bien sencilla: en un futuro no muy lejano, dado el alto índice de criminalidad, los juicios duran apenas tres días. Phoenix Wright, un novato sin experiencia, deberá llevar par de casos donde los hechos parecen estar bien claros; en uno de ellos, el propio acusado se declara culpable y él se empecina en demostrar su inocencia.

Sí, es un argumento que roza la inverosimilitud, pero que da sus giros atrevidos para mantener al espectador en tensión, tanto que los 130 minutos se van bastante rápido. En varias ocasiones el guion juega con el género detectivesco y busca dar soluciones diferentes a hechos que parecen no tener ningún tipo de misterio y de paso le hacen un guiño a Conan Doyle o Agatha Christie por emplear ese método que ofrece respuestas a partir de hechos aparentemente aislados e inconexos.

Pero sus mayores méritos son llevar con éxito todo el ambiente manga del videojuego, muy semejante al real action, y jugar con claves del anime, algo que casi nunca funcionan en el celuloide de manera eficaz. La vestimenta, la caracterización de los personajes, el ambiente ciberpunk que se respira en la corte, todo convierte a Phoenix Wright en una gran caricatura.

Entre tanto chiste y narración trepidante, el abogado estrella deja caer sus impresiones de un sistema de justicia donde tal parece que lo importante es cerrar el caso sin importar mucho cuáles fueron las circunstancias del crimen o la culpabilidad del acusado, lo cual no es una novedad pero tampoco desentona con los tiempos actuales, donde sumar números para maquillar la situación se hace moda.

Anuncios

Acerca de Javier Montenegro

Estudiante de periodismo
Esta entrada fue publicada en Cine, Crítica, Videojuegos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Takashi gana el juicio

  1. espeluncas2000@hotmail.com dijo:

    Nunca he sido amante de los videos juegos, pero respeto mucho a los q los juegan, pues cada quien a su afan, como tu soy mas de la vida real Camping, explorer, biking,and kayak, pero creo q es una buena opcion poder modificar a travez de la fantasia virtual los personajes ya reconocidos, aunque si reconozco q existe en muchos juegos exeso de violencia y venganza, claro esta los ninos juegan lo que los padres les permitamos. Siempre debemos mostrarles otros caminos al juego y el entretenimiento. Como siempre un saludo y sigue con los comentarios q siempre son buenos.
    Sent via BlackBerry from T-Mobile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s