Una noche con el Santo Patrón

San HIlarión, santo patrono de Guanajay. Foto: Javier Montenegro

El vigésimo primer día de octubre es de San Hilarión, santo patrón de la iglesia de Guanajay. O sea, este trabajo tiene dos días de atraso. ¿El motivo? No encontraba el cable para descargar las cuatro fotos de pésima calidad que tomé esa noche. Cosas de cubanos. ¿Cuál es la noticia? La misma de cada año, “hoy se realizó la misa por el protector del pueblo” donde se sacó al Santo a dar un pequeño recorrido por los calles alrededor de la iglesia. Esa tradición se perdió por mucho tiempo. Luego se recuperó a medias.

Antes, el Santo le daba una vuelta al parque y luego regresaba al templo. Hoy solo sale por una puerta y entra por otra. Quizás antier lo acompañaban doscientas personas, no soy bueno con los aproximados. Pero sin dudas (aunque la academia esté en contra de los periodistas categóricos), es una tradición hermosa; exclusiva de poblados. La última ocasión en que el patrono abandonó el templo sin ser su día ocurrió durante la visita de la Virgen de la Caridad. San Hilarión salió a recibirla.

Desconozco cómo es el caso de otros municipios, pero en el mío, en lo que a religión cristiana respecta, está muy fragmentado. Iglesias bautistas, evangelistas, diferentes pastores con pequeñas congregaciones dispersas por aquí, por acá, por acullá. Futbolistas religiosos y destacados por su juego fuerte. Dios vive en Guanajay de maneras inimaginables. Tantas como necesiten las personas. Y seamos sinceros, no todos acuden a la religión por cuestiones de índole espiritual. Algunos innombrables la utilizan para llenar el bolsillo. Por ejemplo, un templito ubicado en la Carretera Central de pronto se convirtió en un palacio con aforo para chorrocientas personas y climatización. No nos pueden extrañar las crisis de fe de ciertas personas. Por suerte son los menos.

La religión es un tema complicado. Quizás uno de estos días suba un trabajo sobre lo sucesos ocurridos en Infanta y Manglar.

Una vez más pido disculpas por la mala calidad de las fotos. Las cámaras de turistas no perdonan en las noches.

Anuncios

Acerca de Javier Montenegro

Estudiante de periodismo
Esta entrada fue publicada en Crónica, Fotografía, Fotorreportaje, Guanajay y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una noche con el Santo Patrón

  1. izmatopia dijo:

    En mi barrio también hay una iglesia y en marzo o abril, no recuerdo bien, se hacen las fiestas y se saca a dar una vuelta a San Francisco de Paula – nombre del barrio y de la iglesia. Antes, cuando yo era chica, hacía fiestas que duraban una semana. Ponían pipas de cerveza, puestos de comida, hasta venían grupos a tocar. Recuerdo que cerraban las calles y todo. Con el tiempo se fue perdiendo la tradición y ahora, apenas venden 3 porquerías y ni siquiera sé si sacan al santo. Pero si, son tradiciones lindas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s