Un cierre emocionante, con Manolito Márquez

Manolito Márquez está solo en la redacción de nacionales. Es el director del periódico “Principal” y, aunque parezca increíble, hoy le toca la guardia. A él le gusta predicar con el ejemplo. Esta noche le falta alguna noticia para llenar las treinta líneas restantes de la página siete. Mira el teléfono y su celular en espera de una fuente fidedigna que le salve la noche. Aun es temprano, falta bastante para el cierre y de seguro algo pasa. Él vive en un país surrealista.

Y como es lógico, según Murphy, los teléfonos comenzaron a sonar al unísono. La primera llamada era para informarle de la violación de dos muchachas que recolectaban muestras de sangre en el peligroso municipio Inexistente para el escudriño de donantes universales. No, qué va, eso no me sirve, con una noticia como esa la gente pensará que el índice de violencia en el país está subiendo, algunos extremistas tendrán temor de salir a la calle y podrían tildar a nuestro diario de sensacionalista. Gracias mi hermano, pero paso de esta, tú siempre tenme presente.

“Principal”, buenas noches. Sí soy yo. ¿Cómo está? Todo bien por acá. ¿Alguna novedad? ¿Que se cayó uno de los puentes de la autopista? ¿Cómo fue eso? ¿Pero el chofer no se dio cuenta de que los contenedores eran muy grandes? Eso es normal. Yo no entiendo por qué viajan de noche. ¿Pero fue en el punto de control? ¿No me digas que los policías también estaban durmiendo? ¡Ño! De madre. No, no conviene publicarlo. Las personas podrían llevarse una mala impresión de los encargados de establecer el orden y eso no es conveniente. Así mismo. Y sabe Dios cuándo lo repararán. Jajaja. Mil gracias por llamar.

Disculpa que me demorara en responder, estaba atendiendo otra llamada. Dime rápido, tengo a Federico en el móvil. ¿Cómo? ¿Y eso está confirmado? ¿Ya la policía los cogió? Mmhh… igual no me parece pertinente. Si nosotros salimos mañana con ese bombazo periodístico, la gente se declarará en huelga de hambre. ¿Y desde cuándo estaban vendiendo eso? ¿Tres meses? Ven acá, ¿la manteca humana se parece a la de cerdo? Había escuchado de médicos que vendían hígados, pero eso del aceite de los muertos es nuevo para mí. Seguro son rumores, no creo que existan personas tan inescrupulosas. Ya lo anoté. 48-1516-2342. ¿De quién es ese número? ¿Y tú crees que ese policía de alguna declaración? Veré que hago. Quizás nos sirva para un reportaje de fondo, o para una nota informativa. Gracias de todas formas.

Sí Federico. Es que Estevín me estaba contando sobre un aceite de humanos que estaban vendiendo por la calle. ¿Tú lo sabías? Yo no. ¿Hace tanto? No tenía idea. ¿Qué tienes para mí? No importa que no sirva para esta noche, yo investigo el tema luego. ¿Qué son los swingers? ¡Ah! Sí, los degenerados esos que prestan a su mujer como si fuese su auto. ¡Perdón! No sabía que tú eras uno de ellos. Ya, tú no le prestas el carro ni a tu madre. ¿Es público que hacen fiestas? ¡No! Pero si ese es uno de los bares más populares de la capital. No. No es un buen tema. Eso daría la razón a aquellos que acusan a nuestra sociedad de resquebrajarse y toda esa bobería de la pérdida de valores. ¡Qué va! Eso no me sirve. Gracias de todas formas mi hermano. Ven acá, ¿para ir a esas fiestas es obligado llevar pareja?
Federico le colgó a Manolito Márquez. Se volvió a recostar en su silla y a punto estaba de dormirse cuando volvió a sonar el teléfono.

“Principal”, buenas noches. Sí. Sí. ¿Cómo está Eustacio? ¿Tiene algo para mí? Sí, me falta una noticia. Espérese un momento. Manolito Márquez abrió Microsoft Word, aseguró el teléfono con la oreja y puso sus dos manos sobre el teclado. Ya estoy listo. Cuénteme todo sobre la apertura del nuevo taller para resistencias de duchas criollas y hornillas eléctricas.

Anuncios

Acerca de Javier Montenegro

Estudiante de periodismo
Esta entrada fue publicada en Crónica, Periodismo, Surrealismo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Un cierre emocionante, con Manolito Márquez

  1. Dessjuest dijo:

    Bueno, en tus manos, como futuro periodista, está luchar contra estas cosas, en mi opinión una noticia es una noticia independientemente del efecto que pueda tener, pero vamos, que eso ya lo sabes, si no no hubieras escrito esto.

    Abrazos.

  2. mmhhh… no me decías el otro día en el post de fútbol que los grandes son los que mantienen la hegemonía y el poder??? la vdd que no estoy muy claro de cómo se puede luchar contra eso. Veremos cuando me gradue cómo me va.

  3. Dessjuest dijo:

    En España, eso no pasa en otros países de europa, ni en la NBA, donde se busca la igualdad, aquí en España somos así, a caballo ganador y nos da igual el cómo, bipartidistas en todo ámbito de la vida, hasta en la política.

    ¿Cómo se puede luchar?, intentando que si te aparece una noticia se publique independientemente de que te presionen, y eso sería censura, pero hablamos de autocensura, no hacerlo tú mismo, que es peor.

    Saludos.

  4. Es cierto, la autocensura aquí es… surrealista. Pero el problema que los periodistas están como el cuento del elefante de circo. De bebito vio que no podía zafarse de una soga y un estaca y cuando grande ya ni lo intenta. También pasa que a los transgresores no les va muy bien, por lo general. es como te digo, hay que esperar la experiencia de uno.

  5. Bene dijo:

    Me dijiste que comentara y comento……..en serio quieres que comente? Sabes que soy juez y parte en ese post tuyo jejeje….regresa pronto tolai

  6. bausimidió. tu nunca eres parte, solo juez, o es que no nos conocemos???

  7. albita dijo:

    y nadie llamó a Manolito para darle el palo periodístico de las modificaciones de la ley migratoria en Cuba??!!!

  8. eso no es noticia en un periodico pretigioso como el de él.

  9. Elisandro dijo:

    Ja ja ja surrealismo?? Yo creo que ya es hora de que se de una revoluciòn dentro de la revoluciòn, los hijos de Guillermo Tell tambièn queremos tirar la flecha. El principal enemigo es a lo interno, en el infernal aparato burocràtico que con poderoso dedo sensura todo aquello que atente contra su status parasitario pseudorevolucionario. Ojo, Dios nos libre de andar a la derecha como dice Buena Fè. Un abrazo

  10. ¿? quizás… quizás… quizás…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s