Compilación del caos televisivo (Vol. II)

El anterior trabajo sobre la televisión versaba sobre las pifias en los dibujos animados y de cómo afectaban a los infantes; otro ejemplo sería la ruptura tiempo-espacio en Voltus V cuando el robot sacaba la antes mencionada espada láser. No puedo, tres líneas y no hay manera de continuar con ese lenguaje. Lo siento, jamás seré un buen crítico; volvamos al asunto. El monstruo de turno se quedaba inmóvil esperando a la muerte, como si nada. Por suerte, la serie fue editada en una peli para la TV, aunque después torturaron a los niños en “El tren de maravillas” con los 42 episodios donde pasaba lo mismo: monstruo quieto, espada rajándolo. Y de eso va este post, de las series insufriblemente largas transmitidas una y otra vez por Cubavisión y Telerebelde en una época dorada.

¿Recuerdan a “Ángel”,? Le dio la vuelta al mundo para no hacer nada con la flor de los siete colores. Además de aguantar al mapache medio rarito en cada episodio. Infumable. También repitieron hasta hace un año a “Los gatos samuráis”, me gustan (sí, en presente) pero terminas por aburrirte, una y otra vez lo mismo, es como una estrategia para ejercitar la memoria. Lo mismo para “El mago de Oz”. ¿Cuántos años estuvo en el aire? La misma historia de “Ángel”, viaje eterno y sin motivos. Oigan, si yo soy Dorita, le doy tres puñaladas al impostor ese y chantajeo al productor para que me pongan a Copperfield en el instante.

Pero esos dibujos animados son ligas menores. Hay 10 series que han sido transmitidas en Cuba más veces que cualquier otra serie en el mundo. ¿Se arriesgan a adivinar? “Rintintin y la brigada canina”; sin comentarios sobre aquel perro policía. “La súper abuela”; cuántos abuelos no sufrieron por culpa de aquella vieja. “Flipper”, “Skippy” y “Lassie”, una suerte de saga animalesca, donde también podemos incluir a “El perro vagabundo”; aquel can iba de pueblo en pueblo, resolviendo problemas, encontrando familias para quedarse y luego se iba de nuevo, para ayudar a otras personas. Los trabajadores de zoonosis le cogieron mala gana por ser un mal ejemplo.

Vamos por seis. También estaba “Guillermo Tell, la ballesta”. Cuatro búcaros rompí en mi casa cuando me compraron un juguete parecido a un arco. “El zorro”; ¿nadie se daba cuenta que Diego de la Vega era la única persona con bigote fino en todo el pueblo? Por eso nos poníamos unos antifaces ridículos que vendían los merolicos e íbamos tocando las puertas del barrio con la confianza de que nadie nos descubriría.

¿Se acuerdan de “El castillo Ratimbum”? Sí, es una pregunta retórica. Entre el ratón eléctrico, los pájaros desafinados, los dedos cantores, Nino y compañía y el calvo malvado… no sé, se me ocurren muchas cosas para burlarme, pero yo dejaba de salir a jugar a la calle para verlo.

Y para cerrar la lista, en el lugar diez, pero no por eso menos veces transmitida… esperen, creo que hay un empate. Cuatro series pueden compartir ese décimo lugar. “El cuenta cuento”, con su perro parlante y los muñecos de palo, es uno de los mejores recuerdos que guardo. “Colmillo negro” y “El corcel blanco” también entran en los recontrarepetidos, aunque no estoy seguro de los nombres. Y por último, “Los cuentos de mamá oca”, discúlpenme los amantes de este bodrio, pero entre los polluelos que no crecían, las mentiras de la madre, y las horribles historias, yo terminaba con unas ganas de darme un tiro a la edad de nueve años.

De seguro se me escapa alguna, pero las que no recuerdo, seguro no las repitieron tantas veces.

Anuncios

Acerca de Javier Montenegro

Estudiante de periodismo
Esta entrada fue publicada en Comentarios, Crónica, Televisión y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Compilación del caos televisivo (Vol. II)

  1. Paola dijo:

    es cierto que molesta cantidad cuando reponen alguna serie pero has visto en estos días los dibujos animados producidos por la cartoon netwok que ponen en multivisión???????? yo me pregunto cómo es posible que los niños puedan ver eso sin idiotizarse!!!!!!!!!

  2. sí, los últimos muñes de la CN están prendidos, la vdd es que dan pena… no sé, quizás la idiotización sea generalizada

  3. izmatopia dijo:

    yo detesto el de la la vaca y el pollito, qué cutres! todo el mundo enseñando nalgas, wacala!

  4. albita dijo:

    pues yo prefiero volver a ver “Colmillo blanco” y “El Corcel negro” antes que las “nuevas” aventuras del momento: “Simbad el marino”, “Conan el bárbaro” y “los viajes de Hércules”. (!!!como si no fuera suficiente con Hana Montana y los Jhonas Brothers !!!!)

  5. bueno… yo veía los viajes de hércules y a Yolaus en sus boberías…

  6. alejo3399 dijo:

    pues yo fan a la vaca y el pollito: sobre todo cuando se servía en un vaso su propia leche de la teta- la vaca-, las aventuras neozelandesas siempre me parecieron una porquería, spelbinder , el amo dragón y todo eso, pero el animado más extremo es cubano¡¡¡¡ se llaman los coti-cortos, y son la guanajería más gunaja que ha salido por una pantalla.

  7. a mi también me gusta la vaca y el pollito. Y lo de coti… sin palabras, vi el del león hace unos días y no me lo podía creer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s