DDC. Hugo: belleza y sentimiento

La última peli de Martin Scorsese se llevó la mayoría de los premios técnicos de la academia. Un poco tarde para hablar de Hugo, lo sé, pero me dolería no contar la satisfacción con que me dejó el filme. Cuando uno no es un especialista, no debe realizar un desmontaje técnico de la cinta, ni nada por el estilo (y cuando lo es, tampoco), para los principiantes en el cine, lo más importante son las sensaciones, y este homenaje a Méliès a mí me dejó con muy buen sabor de boca.

Nunca lo he valorado mucho, pero trabajar con niños en el cine es difícil; ellos no cuentan con la experiencia, solo talento. Y por eso es tan placentero ver a los niños en la pantalla, porque no hay posees, no hay oficio, solo ellos metidos dentro del personaje, y cuando un buen director está detrás de los niños, los resultados suelen ser geniales. E.T., El sueño de Valentín; lo reconozco, las pelis serias (no los bodrios con que crecimos los domingos en las mañanas) con niños llaman mi atención. Por eso creo que gran parte del mérito es de los dos protagonistas.

Y solo agrego algo más con respecto al casting: Sacha Baron Cohen. Excéntrico como él solo en todas sus cintas. Esta vez le tocó interpretar a un villano con matices, que para mí cumplió con creces. Los malos están en el mundo real, no en el cine. La simpleza de los argumentos, y por ende de los antagonistas, es la causa de que la mayoría de las películas sean “no buenas”. Ojo, no hablo de vampiritos edulcorados en romances. Solo su aparición en escena, con el impecable traje azul y su pierna-sonajero, valen la pena.

¿Por qué me gustó Hugo? Porque sonreí, porque me emocioné, porque la historia me pareció verosímil, porque todos mis sentidos estuvieron por dos horas atentos a la pantalla. Para eso es el cine, para tener al espectador en vilo en su butaca, incluso cuando se ve en el Yara, y no puedas disfrutar al cien de todos los recursos empleados por el director. No sé cómo será verla en 3D, pero si en el cine del epicentro de la Habana lo disfruté, de un cine del extranjero salgo culeco.

La historia fluye entre los recovecos de la estación, esos túneles secretos que uno nunca ve (quizás porque no existan) y entre los mecanismos y piezas de los relojes de la estación. Ese es el hogar de Hugo, que cada día se las agencia para sobrevivir robando y escapar de Borat, perdón, de Sacha Baron Cohen. Scorsese escoge ciertos personajes para dar vida a la estación y eliminar la sensación de estar presentes en un lugar donde solo se ven despedidas y llegadas, y la gente solo está de paso.

Yo no sé cuál es el secreto de los buenos directores para realizar buenas películas. El de Martin es, sin dudas, trabajar sin DiCaprio. Y por supuesto, los buenos guiones, acompañado de los guiños. No se me ocurre pensar en un mejor homenaje a Méliès, ni una mejor forma de hacerlo: mezclar la fantasía con la realidad es asunto muy serio, pocos lo logran.

Anuncios

Acerca de Javier Montenegro

Estudiante de periodismo
Esta entrada fue publicada en Animación, Cine, Comentarios, Televisión y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a DDC. Hugo: belleza y sentimiento

  1. Pingback: Latino » Blog Archive » DDC. Hugo: belleza y sentimiento

  2. buena peli..muy buen blog!

  3. camarero dijo:

    a mí me gustó el tributo a meliés, además -gracias a dios!- la vi en mi casa en la pc y no sabía NADA del filme, solo el nombre del director y que era de un niño que vivía en la estación del tren de parís, así que el devenir en el tributo a meliés me sorprendió, algo que no hubiese sucedido seguramente si la hubiese visto en un espacio fílmico de la tv donde antes “te explican” -porque eres anormal- lo que vas a ver…

  4. Jejejejejejeje, no me trates tan mal a Arte 7, que yo disfruto con las series, jejejeje.

  5. Anónimo dijo:

    no me refería exclusivamente a arte 7… todavía recuerdo aquella vez que la presentadora de “el espectador crítico” -y anormal- llevó a una doctora para introducir la película de almodóvar “hable con ella” y dijo: no vamos a revelar nada, pero, doctora, dígame… puede una persona salir del coma después de años en él…. O.O… no, qué va! no revelaste nada!…

  6. jajajajajajajaja, muy buena, esa. la vdd de la televisión solo sigo a la séptima puerta y arte 7.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s