Sin pronunciar

Fui a la presentación del libro por parte de Camila y Karol. La primera es bien conocida por su belleza, y claro, por lo del movimiento estudiantil chileno, y la segunda no tiene nada que envidiarle a su compañera. Yo no fui al Aula Magna a verlas a ellas, sino el show; ese espectáculo maravilloso con el cual convertimos las cosas más mundanas en entrañables recuerdos. Pero este no es un hecho cualquiera, se prestaba para un protocolo de los buenos, de los que uno nunca puede acceder.

El motivo de la visita era el 50 aniversario de la UJC. No todos los días se cumplen 50 años.

Después de esperar un poquito, dentro y fuera del Aula Magna, llegaron las señoritas, no me atrevo a llamarlas señoras. Un compañero envejecido por la solemnidad de su vestimenta las presentó con uno de esos discursos a lo cubano, con todos esos términos rimbombantes que nos encantan. Entonces Karol se levantó y tomó la palabra. “El micrófono me queda alto”, dijo sonriendo, e intentó graduarlo a su tamaño. ¿Sabían ustedes que los chilenos no pronuncian la “s”? Al menos ella no lo hacía. Era buena oradora, pero el asunto de la “s” no se me iba de la cabeza.

Estuvo criticando un buen rato los problemas de salario de su país, y hacía comparaciones con los montos que debían pagar en educación o almuerzos, cosas así. No les alcanzaba. Los problemas de Chile. También dijo “la juventud debe elegir” y “el movimiento estudiantil es pasajero”. Dos verdades tan grandes como una casa. Pero solo pensaba en por qué no pronunciaba la “s” como nosotros. Los pobres, pensé, no hay nada mejor que sesear.

 Luego subió la bella Camila. Tampoco pronunciaba la “s”. Habló sobre la situación del país, los problemas de pobreza, de sus experiencias. Es lógico, a eso vino a La Habana, a presentar su libro, a hablar sobre la juventud chilena y la repercusión del movimiento. Seguía sin pronunciar la “s”.

Terminó, y el anciano de 22 años volvió al estrado, para lamentar la imposibilidad de realizar preguntas, pues apenas había tiempo. Decepción en la sala. Miradas al rector. Las invitadas sonríen. “Está bien, dos preguntas”. Pocas manos se alzaron. Tres. Dos de ellas de la Facultad de Comunicación. Los estudiantes universitarios se fueron embullando. Más manos. Quizás veinte. Seis de ellas de la Facultad de Comunicación. “Bueno, cuatro preguntas”. El orquestador de aquello fue señalando con la mano a los elegidos, y para que no hubiera dudas, dijo sus nombres, dos apellidos, y cargo que ocupaban. Faltaba uno. Miró a los estudiantes de nuestra facultad, y siguió de largo. Dijo otro nombre y ya estaban los cuatros.

Dos profes de FCOM se levantaron indignados y salieron. Hubo descontento en los comunicadores. Las preguntas fueron de rango abierto, nada específico. Un valiente de química tomó el micrófono sin autorización y cuando iba a ser detenido por la marioneta, alguien movió un hilo. El muchacho quería regalar a las invitadas un libro de “Cien horas con Fidel”.

Las dos chilenas, que reitero su belleza (y no solo belleza, porque estaban buena) respondieron rápido las preguntas, sin pronunciar la “s”. Ellas no estaban vestidas formalmente. Karol llevaba unos pantalones ajustados y una blusa holgada. Camila una saya no muy larga. Su piercing es un símbolo de rebeldía, quien piense lo contrario está muy mal.

Pero lo de la “s”… aún sigo pensando en ello. ¿Alguien me acompaña en un intento de dejar de pronunciarla?

Sobre el misma tema, pinche aquí para saber qué dijo Carlitos.

Anuncios

Acerca de Javier Montenegro

Estudiante de periodismo
Esta entrada fue publicada en Crónica, Surrealismo y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Sin pronunciar

  1. izmatopia dijo:

    Ah porque eres de esos freaks del lenguaje?? yo también! jajajaja!

    el cubano tiene su deje, su aguaje, su media guapería al hablar, sobre todo el habanero pero al menos yo me fundo con los acentos de otros latinos, es exasperante a veces como no respetan la lengua de Cervantes.

    Una total falta de cortesía que no escogieran a ninguno de los de ustedes para responder su pregunta.

  2. Gracias Javier, por estos días te acompaño en este empeño…

  3. Waldo dijo:

    Darío me quedé con las ganas de saber cuáles fueron las preguntas que le hicieron a Camila Vallejo y a Karol, más allá de que ellas estén buenas y sean bonitas, por favor en tus post no te pongas como los burocrátas cubanos que cuando le hacen una pregunta dan mil vueltas y nunca la responden. ¿Será porque no existe la respuesta?. En cuanto a Camila y su lucha, la entiendo y respeto mas mi impresión es que es una oportunista. Ella puede hacer lo que no le está permitido a los cubanos que pacíficamente no creen en el socialismo y lo dicen públicamente, Camila viaja por el mundo entero, tiene acceso a los medios de comunicación en su país, acceso libre a Internet y derecho a organizarse, porque ella vive en un país que tendrá muchísmos problemas como cualquier sociedad latinoamericana pero ¿quien lo duda? es una auténtica democracia.

  4. Mayra Rubio dijo:

    Y respecto a los profesores indignados que se retiraron del recinto…tremenda leccion de flojera le dieron a sus alumnos, que dificilmente aprenderan a exigir y a hacer valer sus derechos en ningun otro lugar… Nada,que nadie esta para buscarse problemas…mejor evadirlos eh ???…Y de que facultad son…? de la FCOM…Di tu….

  5. albita dijo:

    me pasé el fin de semana practicando para no pronunciar las eses y no apareciste, serás…, dicen que estás malito, que te mejores. cada vez me gusta más como escribes

  6. bueno, cada quien toma las actitudes que considera pertinente en la situación.

  7. ya estoy en fase recuperativa. eso es malo, q cada vez te guste más lo q escribo. cuando lo haga mal, lo dejarás pasar.

  8. Elena dijo:

    Javier, ayer lo intente y lo logre. No pronuncie ni una S… quizas algunas Z 😉
    Felicidades por el estilo, esta vez te dejo un comentario para que quede constancia de que SI leo tu blog. En espera de mas posts,
    saludos. la Ex.

  9. creo q ambos elena, bueno, lo de la Z más tú que yo, 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s