Del guanajo ¿y qué?

Sí, está borrosa. No se necesitan rostros.

Siempre es fácil hablar bien de nuestros pueblos. Allí dimos nuestros primeros pasos, conocimos a nuestros primeros amigos, nuestro primer amor, ya saben, todo lo que pueda prestarse para los clichés. Por eso aburre tanto leer sobre esas suertes de comarcas natales, al menos yo reacciono como si fuese spam. Y por eso, voy hablar de mi querido Guanajay sin caer en cursilerías.

Por algún motivo desconocido, soy de los pocos guajiros que no ha caído rendido a los pies de la capital… completamente; es decir, no me preocupa hacer coca-colas en el aire para quedarme en la ciudad como si hubiese vivido en ella toda la vida. Ahí está la casa de mis abuelos, en pleno corazón del Vedado, pero yo reacio al cambio de dirección y listo para entrarle a El artemiseño con los dientes. Dios le da barbas a quien no tiene quijada.

Primer motivo para viajar los 45 minutos en camioneta hasta la villa de María Teresa Vera: el hogar. No la casa sino el hogar. Mi familia, mis perros, las goteras cuando llueve, bueno, eso era antes, de la placa; ahora no hay más grifos en el techo. Si uno dijera que viene a vacacionar a su casa, serían comprensibles los deseos de llegar, pero no es mi caso. Las labores domésticas me persiguen. Pero igual, a la primera de cambios, huyo a mi madriguera.

Amigos del pre-universitario. Esa es otra de las razones para volver al pueblo, y no es que tenga con ellos las grandes conversaciones ni las actualizaciones de último minuto. Nos reunimos a jugar fútbol, a pelearnos entre nosotros, a llevar los tarros a niveles de jarana impensables, cosas así; cuando nos ven juntos, surgen muchas dudas de nuestra amistad. Eso sin contar nuestras grandes discusiones sobre las mayores nimiedades, como quién salta más, quién corre más, quién ingiere más alcohol, quién es mejor en el dominó, o quién… no, ese no es un buen ejemplo.

Pero Guanajay tiene sus lunares, o manchas, como se prefiera. Nuestro gentilicio jamás es recordado, simplemente somos los guanajos. Uno se acostumbra a que le llamen así con cariño; además, eso no afecta a nadie, en cambio, los mosquitos sí que afectan. Llegada la temporada de estos vampiros en miniatura, no hay dios que pueda estar en casa. Ventanas cerradas o con telas metálicas (que nunca son metálicas). El enjambre entra y se abalanza sobre todo ser viviente: humanos, perros y hasta la cotorra es víctima del apetito voraz de los lanceros. Los insecticidas lo usan de desodorante.

Y la lluvia. Maldita lluvia. Si una nube se pierde, termina en Guanajay. Eso no falla jamás. Sol en Caimito, en Bauta, en Artemisa, en Mariel, y en mi pueblo las duchas abiertas. Por suerte hay alcantarillado, porque si estos fuese Alquízar… ya me hubiese cambiado de dirección.

Y así termino. Sin cursilerías, sin teñir las líneas de amores ocultos entre matorrales, o llenándolas de historias contadas por abuelos que a su vez fueron contadas por sus abuelos y solo Dios sabe qué es real y qué no. Para hablar del pueblo de uno, del lugar donde nació, solo hay que sentirlo, no inventarse cuentos para crear un sitio mágico. Por lo general, la realidad supera la ficción.

Anuncios

Acerca de Javier Montenegro

Estudiante de periodismo
Esta entrada fue publicada en Crónica, Guanajay y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Del guanajo ¿y qué?

  1. izmatopia dijo:

    “o quién… no, ese no es un buen ejemplo.” o.O

    me encantó! hijo orgulloso de Guanajay…

    besos flaco!

  2. siempre lo he estado, jeje

  3. soy matancero , pero me crie en guanajay , y que feliz fuy en conocer a todos los guanajos , son los mejores del mundo !!!!

  4. Sarah dijo:

    Este lo leo tarde, pero me alegra no habérmelo perdido. SI después de tanta lata con lo del Artemiseño, te kedas en La Habana..um..vas a tener q cerrar el blog.bsos

  5. sip, quizás me tenga que tomar dos años de vacaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s