Santiago es Santiago

Especial de San ValentinNo diré “Santiago es única, inigualable, impresionante”. Sería mentir. Santiago es solo una ciudad cubana, y eso implica muchísimas cosas: precios, calidad de servicios, imposibles, no sé, una suerte de oasis en un país común, pero todos lo sabemos: nosotros no vivimos en un país común. La Habana tiene sus características, sus cines, la vida cultural, el ajetreo diario y algunos barrios exóticos que dan un toque mágico a nuestra capital. Pero, ¿y Santiago?

Hospitalaria… demasiados letreros hablan de la hospitalidad de la tierra caliente. Eres rey en el Coppelia, perro en el bar de la esquina, príncipe en el restaurant donde te estafan por ser habanerito, fariseo en acullá. Es muy raro, lo mismo recibes una respuesta maravillosa y cordial que eres ignorado. “¿Qué cojo para llegar al Cobre?” Ni te miran. De un extremo a otro. Son muchos los contrastes, como dice Rafa en su última pincha.

Pero lo mejor de Santiago es la gastronomía. Venden pan con pasta untable, pan con matequilla, refresco de cinco pesos en dos, cajitas de pollo de cinco pesos a diez. La fluctuación de los precios de las pizzas es otro tema para escribir un libro. Al parecer, es la calidad de los ingredientes. O la ausencia de estos, no me queda claro. Pero entre ausencia y calidad… yo creo que lo mejor es una mezcla de ambas, que me perdone quien tenga que perdonarme, pero solo el hambre me hizo disfrutar de la comida santiaguera. Reconozco que con mi capital no podía darme la buena vida, pero no aprieten, no es para tanto. Uno termina haciendo mezclas para armar una revolución y no acostarse con el estómago vacío. No pasé hambre, pero los productos santiagueros brillan por la ausencia de calidad. Qué curioso… en La Habana es parecido.

Santiago es Santiago. Busquen un eslogan mejor. Es algo así como una advertencia: “no te asombres de nada, estás en Santiago”. Y así es como uno resiste los ataques de risa ante cada letrero: lo mismo por las ofertas que por la ortografía, cuenta pendiente de los cubanos. También nos ayuda a combatir las lomas. Son ilógicas. ¿Usted se imagina a un pirata en Santiago? Después de evitar el Morro, cruzar por la estrecha bahía santiaguera, te enfrentas a los soldados españoles, llegas victorioso a la ciudad y ¡sorpresa! Solo hay lomas, nada de terreno llano. Y si lo habitantes se les sube el patriota y les da por defender la tierra, no queda ni pirata, ni el copón divino. ¿Quién tomó la tierra caliente? Quizás algún pirata loco haya llegado a la ciudad, pero cuando vio las calles gritó ¡Pa’ los barcos! (entiéndase que está traducido, es un pirata X de sabe Dios dónde).

Demasiados kilómetros caminé en el lomerío urbano. Yo no sé cuándo vuelva a ese infierno solariego, porque en Santiago hay un calor que ni en el Sahara. Si te encuentras a un nómada africano en Santiago, fijo que está haciendo la cola del Coppelia. Ni ellos aguantan el calor. El pobre, con suerte comerá un buen helado mixto de los sabores ofertados. Helado. Eso es lo que más venden allá. Y no me refiero al frozen que sabe a rayo encendido. Es helado medianamente decente. Mejor que eso de 23 y L. Lo malo son los sabores. Tienes que mezclarlos todos, es una especie de ley no escrita de la provincia.

Ya tengo la palabra para definir a la ciudad de Matamoros: onírico. ¿Nunca han estado en un sueño donde las cosas más locas le ocurren a uno con una naturalidad pasmosa? Bajas una loma en busca de una pizzería y terminas subiéndola nuevamente al pedir indicaciones. O te venden caca frita explicándote los motivos de su precio y te convencen de que es bueno. Un sueño, así es la vida en Santiago de Cuba.

Anuncios

Acerca de Javier Montenegro

Estudiante de periodismo
Esta entrada fue publicada en Crónica, Fotografía, Santiago de Cuba, Surrealismo y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Santiago es Santiago

  1. izmatopia dijo:

    no sabía que fuera así Stgo, las referencias que tengo solo quedan en que el transporte es malo…

    wow! los carteles, para Marcos el hijo de Teresa, sin dudas…

    “ciencias ocul-C-tas” este me imagino intentó escribirlo en latín o griego para añadirle más fanfarria al asunto o.O

    “No toque si no es para aquí” hay que tener una profundidad de pensamiento superior al resto de los mortales para descifrar este mensaje… sin palabras O.O

    jajajajaja! me encantó, muy divertido! 🙂

  2. jajaja, me has hecho recordar mi visita a esa provincia..muchas cosas parecidas… Seguro terminaste pensando, como en la canción de Frank Delgado: Matamoros no vira pa´atrás…

  3. gracias, esa es la idea, hacer reír con nuestra realidad

  4. Lo sé mi hermano, lo vivimos

  5. Sí, la vdd lo pensé. Es mi tercer viaje, y aún me sigo asombrando…

  6. izmatopia dijo:

    me reí muchísimo.

  7. jajaja, ya lo dijiste: Santiago es Santiago..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s