¡Yo casi empato con Palermo!

Uno de los grandes delanteros del fútbol argentino es Martín Palermo, pero por favor, sin malinterpretaciones, no del fútbol mundial. “El Titán” es uno de los goleadores históricos de Boca Juniors, y todos tenemos un recuerdo fresco de él gracias a Maradona, quien lo convocó al Mundial de fútbol Sudáfrica 2010 y en unos pocos minutos logró su gol en citas mundialistas.

Pero por desgracia, no todo fue felicidad para él; su paso por Europa fue bien triste, solo anotó 21 goles en 81 durante tres temporadas en el Villareal, y en la siguiente temporada, jugando para el Betis y el Deportivo Alavés solo anotó 4 goles en 25 partidos. Pero todo amante del fútbol recuerda a Palermo por otro motivo; en un juego contra Colombia en la Copa América de 1999 falló tres penales; Argentina fue derrotada 3-0, o sea, pudo terminar en empate. Uno se preguntaría quién fue el loco que lo puso a cobrar una y otra vez, pues “el loco” que dirigía esa selección era Marcelo Bielsa.

Y esa fue la marca que casi igualo del delantero argentino, digo casi porque solo fallé dos penales en un juego. Imagínense, primer torneo de futbol sala del pre-universitario, doce grado; era un todo contra todos y los dos primeros equipos disputaban una final. Nosotros íbamos segundos y sin mucha ventaja de puntos. Ese día jugábamos contra el tercer lugar.

El partido 0-0, y de pronto, falta clamorosa dentro del área sobre el único negro de mi equipo: Elio; el debió cobrar el penal pero estaba realmente dolido. Había otros dos cobradores que pegaban muy fuerte al balón, pero uno se quejaba de una ampolla y temía cobrarlo mal y al otro le quedaban los zapatos apretados, y yo, con tremenda perreta, quería tirarlo.

El día anterior había entrenado y no fallé ni uno, por eso la seguridad, y para ser sinceros, cobré sin ninguna presión; y tan poca fue la presión que al pegarle al esférico, salió en dirección al córner. Sin comentarios. Ya se imaginan los pitazos de los cuatro gatos del público. Pero por suerte, Ernesto gritó: “el único que tiene corazón ahí es Javier, porque Ronni y Felipe se arratonaron a la hora de cobrarlo’, me viré y le di las gracias por defenderme, pero me respondió: “sí Javier, pero corazón nada más, porque lo que tiraste fue una ¡clase de mierda!”.

Pero ahí no termina la historia; si empatábamos, se iba a una tanda de penaltis, y el ganador se llevaba dos puntos y el perdedor uno. El partido terminó como empezó y volví a fallar, esta vez tres dedos por encima del larguero. No volví a ver un penalti en ningún otro partido; sabia decisión que yo no hubiese tomado. Por suerte, y a diferencia de Argentina, mi equipo ganó el torneo y aquello quedó en una anécdota, porque si no…

Anuncios

Acerca de Javier Montenegro

Estudiante de periodismo
Esta entrada fue publicada en Crónica, Deporte, Fútbol y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¡Yo casi empato con Palermo!

  1. Uxmal dijo:

    un poco racista la de hoy, eh? na, pero me reí igual que siempre, jojojojo

  2. racista yo? racista ellos que cometieron penal sobre elio… jajajajajaja, na’ el no se pone bravo por esa bobería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s