Guanajay bajo lluvia

Un día más nublado en mi querido pueblo, con los habituales relámpagos y su banda sonora. Pero esta vez fue diferente, llovió y de mala manera. En menos de treinta minutos cayó un diluvio de proporciones bíblicas (me encanta esa frase); tuve mala suerte y la bicicleta se quedó sin aire mágicamente. Solo caminé por los alrededores del centro de Guanajay, el lugar donde vivo.

Anuncios

Acerca de Javier Montenegro

Estudiante de periodismo
Esta entrada fue publicada en Fotografía, Fotorreportaje y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s