Desenterrando recuerdos

Foto: Tomada de internet

Los videojuegos cada vez son más espectaculares, parecemos pianistas jugando los actuales Tomb Raider o Prince of Persia, y los gráficos nos hacen dudar acerca de cuál es la realidad. Atrás quedaron el Nintendo y todas las consolas derivadas, junto a Super Mario, Contra o Road Fighter. El televisor fue substituido por el display, y los mandos o joysticks por el teclado.

Era una época mágica. Supongo que nuestros padres se divertían al vernos jugar; todos saltábamos junto a los personajes, nos inclinábamos hacia un lado junto a las cuñas para lograr un mejor control del volante, y apretábamos más fuerte las teclas como si eso fuese a mejorar la velocidad o la cadencia de fuego; a varios nos dio algún ataque de histeria porque el juego hacía trampa. Y no podemos olvidar a los que ocultaban el mando para evitar que los demás pudiesen aprender algún truco o técnica.

Hace más de un año encontré en la web un emulador de Family. Descargué mis juegos favoritos, y algunos que nunca pude ganar; y por supuesto, busqué mi trauma: Capitán Tsubasa II: Súper goleadores. ¿No lo recuerdan? Claro, era difícil saber el verdadero nombre del fútbol chino. Vergonzoso mi fanatismo por un juego basado en imágenes y donde Japón gana la Copa del Mundo sub 18; pero yo soñaba con las jugadas que ellos realizaban y no me aburría de ver las diferentes películas.

¿Dónde radica la magia de este juegosaurio? En varios aspectos. Las jugadas imposibles, casi todas sacadas del manga Capitán Tsubasa, donde el esférico realiza movimientos inverosímiles y cambios de dirección en las narices de porteros con reflejos y velocidades comparables solo con la electricidad. También está la dificultad, pues solo puedes utilizar cierta cantidad de técnicas especiales, debido al cansancio de los jugadores, algo que no ocurre con los rivales. Fue el primer juego donde vi un balón pegar en el poste, y el único donde lo he visto estallar justo antes de pasar la línea de gol; por suerte, luego de estrellarse en la portería, aparecía algún jugador fantasma y la enviaba al fondo de las redes. El tiempo es otro de los artífices de la magia: no hay manera de saber cuánto durará el descuento, por esto, se podía disfrutar, o sufrir, remontadas de hasta tres goles. Ahora, imagínense en el descuento, le anotan un gol que significa la derrota, tienes un jugador listo para realizar un súper disparo, y luego de pegarle al balón, el árbitro pita el final del partido, ¿triste? Quizás, pero no es de infarto; peor si el balón hubiera sorteado 5 rivales, al portero y se hubiese estrellado en el larguero (¡qué decepción!), para que luego apareciese un jugador de tu equipo y con un testarazo la enviase al fondo, pero… ¡sorpresa! el balón estalla y el juego termina. Créanme, a veces no era sano jugar fútbol.

Hay una serie de guiños dentro del juego y el manga al mundo del fútbol. Al inicio se hace una referencia a Pelé y su impresionante carrera. El portero soviético se llama Lashin, y es uno de los mejores defendiendo la portería, una clara alusión al portero Lev Yashin. El capitán y mejor jugador de la selección argentina es Juan Díaz, una representación en el manga de Diego Maradona; cuando este dice “Listo”, va sorteando rivales hasta llegar frente al portero y lo elude con una finta, semejante al gol de Maradona en el ’86 contra Inglaterra, ¿no creen? Uno de los delanteros brasileños es de nombre Zagallo, homenaje al jugador que ganó la copa del mundo en el campo y en el banquillo, Mario Zagallo. Después, leyendo en algunos foros, descubrí otras referencias a jugadores, y también observé que algunos nombres difieren según la traducción; o sea, casi todos los jugadores están basados en alguno real que jugaba en ese momento o a en alguna leyenda del fútbol.

¿Y cuál era la historia del juego? Sencillo. El mejor jugador del mundo es nipón, al igual que el mejor portero, y entre ellos dos y nueve más que estén de turno en el campo, ganarán el Mundial Juvenil. ¿Difícil? Por supuesto, es un videojuego, qué esperabas. Pero se disfruta y se sufre.

Anuncios

Acerca de Javier Montenegro

Estudiante de periodismo
Esta entrada fue publicada en Crónica, Deportes electrónicos, Videojuegos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Desenterrando recuerdos

  1. arpiman dijo:

    Todos tenemos nuestra espinita clavada de juventud, cuando aun no lograbamos “dominar” un juego u otro, y con el tiempo por nostalgia acabamos intentado de nuevo pasarnos esa vieja joya y disfrutar otra vez como cuando eramos pequeños (solo falta jugar tumbado en el suelo con un platito con una rebanada de pan con Nocilla xD).

    Yo solo he jugado a un juego de Captain Tsubasa, y estoy seguro de que este no era, pero la serie la vivi como la gran mayoria de compañeros de mi generacion y es algo que todos disfrutamos. Algun dia si puedo acabare jugando a este juego solo por revivir viejos recuerdos ^^ Un saludo ^^

  2. Sí, esas espinitas salen en diferentes momentos, y en estos últimos tiempos a mi me está pasando cuenta la nostalgia… jejejeje.
    Gracias por tu comentario.

  3. Pingback: Un poco de nostalgia: Mortal Kombat « La Estrella, El Cine y El Mar

  4. papa la verdad k yo nunca he he jugado ese juego, todavia hoy despues k tanta gente habla de eso y no lo he ni visto, vas a tener k invitarme un dia a jugar. Vaya, mejor aun, vamos a hacer una peña de viejos videojuegos, en casa de rafa, por supuesto, cada cual lleva un juego viejo de su preferencia y se los enseñamos a los demas y a jugar. yo tengo en la casa el prince of persia 1, el viejo de verdad, el k el sonido sale por la bocina del chacis y k cuando lo cierras las maquina se bloquea un rato…. pero bueno, el comentario era sobre todo para dejarte el enlace de un video del juego de futbol ese del k hablas http://www.youtube.com/watch?v=5Mkf62mg3cY y para decirte k hable de tu blog en el mio y hable bien!!!!!!

  5. Pingback: Los delanteros marcan y los defensas despejan | Uno de Guanajay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s